En este último trimestre del año han sido varias las acciones formativas que el CEICID ha llevado a cabo con el objetivo de mejorar la calidad en el área de Servicios Generales y Alojamiento de una colectividad.

Se trata de un campo de trabajo muy amplio, ya que abarca sectores como la limpieza de la vivienda y zonas de trabajo, el mantenimiento de los inmuebles y la decoración, el cuidado de la ropa personal, del hogar y de los enfermos, etc.

Asistentes a la jornada «Gestionar el área de Alojamiento» que tuvo lugar el 11 de noviembre en Madrid

Con la experiencia de más de 50 años como centro de formación en este sector, en el CEICID somos conscientes de la importancia de conocer el fundamento científico y, al mismo tiempo, desarrollar las habilidades técnicas necesarias para el mantenimiento del edificio, locales y maquinarias; cuidado de la ropa y limpieza de las diferentes zonas de la vivienda.

El Programa de Mejora en Limpieza y Lavandería (más conocido como PML) es un plan de asesoramiento y formación del CEICID para casas de convivencias, residencias y colegios mayores. El objetivo es conseguir una atención eficiente, que proyecte la imagen y mantenga el valor del edificio, implantando las mejoras posibles en el área de Alojamiento (Ropa, Limpieza y Oratorio) de cada organización, en base a nuevas técnicas y cálculo de tiempos. Todo ello manteniendo unos estándares de calidad altos tanto en la limpieza de la ropa como del inmueble.

El PML es un programa que se desarrolla “in situ”. La responsable de la formación y seguimiento, Sonia Vicario, se desplaza a cada centro de trabajo y el programa se lleva a cabo en 3 fases:

  1. Asesoramiento: en esta primera fase se lleva a cabo una formación para conocer directamente el servicio y se da un asesoramiento sobre los modelos a implantar. La consultora elabora un plan de mejora y lo comenta con el equipo directivo.
  2. Implantación: con un conjunto de sesiones de formación en los nuevos sistemas para toda la plantilla, de acuerdo con el manual personalizado de procedimientos de limpieza que se entrega. En esta fase se lleva a cabo también la revisión de procesos de lavandería.
  3. Consolidación: en una tercera fase se trata de comprobar la eficacia de los protocolos establecidos y de solucionar las posibles incidencias. Se revisan los manuales y se verifica la reducción de costes.

En este contexto, a finales del mes de octubre se organizó una jornada de formación para delegadas del programa PML en la sede de Albarri a la que asistieron las responsables de este programa en las distintas ciudades de España.

El 11 de noviembre tuvo lugar en Madrid, en el edificio Alumni de la Universidad de Navarra, la jornada “Gestionar el área de Alojamiento”. Asistieron personas que trabajan en colegios mayores y residencias en los que se está implantando el programa PML. A lo largo de la jornada, se impartieron sesiones sobre configuración del área de alojamiento, impulso de un plan de mejora, puestos de trabajo y organización, gestión económica y procesos de los servicios.

A continuación, recogemos los testimonios de algunas personas que asistieron a las jornadas:

  • Nuria Vila (Colegio Mayor Pedralbes, Barcelona): “El PML ha sido todo un descubrimiento. Me ha ayudado tanto a resolver dudas y cuestiones técnicas del desempeño del trabajo como a organizar el equipo de una manera más eficiente. Ha mejorado el rendimiento, ha contribuido al espíritu de equipo y nos da a todos más visión de conjunto. En concreto el personal de limpieza ha valorado de modo muy positivo la inversión de tiempo y energías en su formación y en su modo de desempeñar el trabajo y han respondido con ilusión y motivación. Cada una ve la oportunidad de plantearse metas y objetivos dentro de su trabajo y formación y la necesidad de gestionar de modo más profesional los planteamientos de mejoras, las incidencias…”
  • Mercedes Vizcaíno (Casa de retiros El Soto, Soto del Real): “Con la implantación del PML en el equipo se ha notado que ha crecido el sentido de responsabilidad, se han clarificado las funciones y se ha incorporado el hábito de estudio. Hemos salido del conformismo con lo que hacíamos. La implantación no ha sido complicada porque todo el mundo sabe que estamos en un proceso de cambio. Estamos en actitud «abiertos al cambio». La formación me parece óptima, depende de cada uno meterse de lleno en el proyecto y aprovechar todo lo que se recibe”.
  • Elvira Lorenzo (Colegio Mayor Alcor, Madrid): “La jornada de formación que hemos tenido en Madrid para quienes trabajamos en el servicio de alojamiento me ha ayudado mucho. Se definió la misión de Alojamiento y su repercusión directa en la persona. Además, en las sesiones impartidas por Mamen y Sonia, apoyaron este necesario trabajo no en una teoría abstracta, sino que la fueron sustentando a lo largo de la jornada en un organigrama, con sus puestos de trabajo y responsabilidades delimitadas y concretas, las tareas de las que se ocupa, la gestión que requiere por su carga económica y de recursos… De dentro hacia fuera. De la misión a la ejecución”.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL PML EN LA WEB DEL CEICID: